Eresa, junto con un consorcio de empresas, centros, universidades y hospitales internacionales, va a contribuir al desarrollo de una tecnología que permitirá reunir y procesar la información de pacientes afectados por cáncer de mama de forma eficaz, inteligente y multidisciplinar. Además, el sistema es capaz de usar el autoaprendizaje, es decir que va mejorando su capacidad de diagnóstico ya que puede interrelacionar los casos que tiene almacenados. Recientemente se celebró en la sede de Vicomtech-IK4 en San Sebastián la primera reunión de todos los participantes en este importante proyecto al que se le ha dado el nombre de DESIREE. En el consorcio también participa otra organización valenciana, Sistemas Genómicos.

Se espera que en un plazo de dos años este sistema de gestión pueda ser ya una realidad y se podrá comenzar a probar en cuatro hospitales de referencia en el cáncer de mama: Hospital General de Valencia, Fundación Onkologikoa de San Sebastián, Hospital Tenon de París y el Hospital Metodista de Houston.

El cáncer de mama es el tumor maligno más frecuente entre las mujeres europeas. El informe clínico de cada paciente da como resultado global un gran volumen de información digital a lo largo del tiempo, que involucra a varias especialidades médicas y que precisa de un sistema eficaz de gestión de la información.

Los facultativos tienen hoy en día a su alcance ingentes cantidades de datos clínicos acumulados a partir de las pruebas diagnósticas y tratamientos efectuados. Estos datos recogen diferentes parámetros que pueden serles de utilidad a la hora de definir el tratamiento de un nuevo paciente. Debido a la rápida introducción de la información digital en medicina en los últimos años, la información disponible supera a la capacidad de análisis, algo que intentan solucionar las nuevas herramientas informáticas basadas en inteligencia artificial.

Compartir información

DESIREE consiste en una plataforma web que tiene su base en el trabajo colaborativo de los comités de mama, que son grupos interdisciplinares de especialistas que discuten individualmente los casos clínicos. El objetivo es agilizar la gestión de toda la información disponible de los casos, proporcionar una atención más personalizada y una visión más integral del paciente, obtener nuevas evidencias en base a las experiencias acumuladas y disponer de nuevas herramientas ágiles, intuitivas y visuales de apoyo a la decisión clínica. “Se trata de un software de gestión para que todos los que forman parte de una unidad de mama puedan compartir información. Además, y lo más importante, es que este sistema aprende de los casos anteriores que se le han introducido y te puede aconsejar qué perfiles de paciente se pueden asemejar a cada caso y te da la información sobre el tratamiento que se había dado”, explica José Manuel Santabárbara, gestor de proyectos de Eresa.

Por otro lado, el proyecto contempla el desarrollo de herramientas para el pronóstico y evolución del tratamiento clínico basadas en la imagen que permitan predecir la evolución del cáncer de mama mediante técnicas no invasivas (mamografía, resonancia magnética, tomosíntesis digital, etc.). Además, se desarrollará una novedosa tecnología de cirugía computacional que simulará la cirugía a realizar en la mama, así como un modelo fisiológico que permitirá predecir el resultado estético de la intervención del cáncer de mama, con importantes implicaciones en la interacción del médico con la paciente y en la toma de decisiones de la propia paciente.

breastimaging

El proyecto pretende ser un referente a nivel internacional en el uso eficiente de datos digitales médicos de todo tipo con el fin de mejorar la práctica clínica del cáncer de mama. “Vicomtech-IK4, líder del proyecto, nos llamó en la gestación de la idea y desde Eresa fuimos los primeros que trabajamos en el desarrollo del proyecto al que han terminado por unirse unos socios con un altísimo valor científico y médico, lo que va a ser fundamental para el éxito de la nueva plataforma de gestión integral”, comenta Santabárbara. Sobre el papel de las dos organizaciones valencianas, Santabárbara explica: “Eresa lidera un paquete de trabajo que se llama ‘definición de la información de entrada al sistema’ y ahí también colabora Sistemas Genómicos, encargada de definir qué información genética hay que tener en cuenta”.

El proyecto cuenta con una importante participación estatal como Fundación Onkologikoa y la empresa Bilbomática en el País Vasco. Además, el consorcio lo integran centros hospitalarios de referencia en París y Houston así como varias universidades, centros de investigación y PYME’s europeas y son los siguientes: Arivis, Assistance Publique – Hopitaux de Paris (en concreto el Hospital de Tenon), Institut National de la Santé et de la Recherche Medicale, Medical Innovation and Technology, University of Houston System y Ulster University. La próxima reunión del consorcio será en octubre en París.

Este proyecto de investigación e innovación comenzó en febrero de 2016 y su duración será de 36 meses. Desiree ha recibido fondos de la Unión Europea en el marco del programa de investigación e innovación Horizon 2020, con el número de acuerdo de subvención 690238.

Se han hecho eco de esta información los siguientes medios (clicar sobre el nombre para ir a la noticia):

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies